DestacadasNacional

Muere uno de los agresores de saxofonista María Elena Ríos

finl-ataque-acido-saxo-696x438

Ponciano “N” fue una de las personas que arrojó acido a la cara de la joven, causando que quede desfigurada

Ciudad de México, México, 3 de abril del 2021.- Hace unos días se registró el fallecimiento de Ponciano “N”, una de las personas que arrojó ácido en la cara y desfiguró a la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos el 9 de septiembre de 2019. Ella tenía entonces 27 años.

María Elena estudió Comunicación Social en Puebla y Saxofón en el Conservatorio de Música de la misma entidad.

En 2017 se abrió una vacante para un puesto en la oficina de prensa del entonces diputado Juan Vera Carrizal, del PRI, en su pueblo de Oaxaca. Y, aunque su sueño era vivir de la música, necesitaba pagarse sus cursos y comer.

Poco después de entrar a trabajar con el exdiputado priista, ella y Vera Carrizal comenzaron una relación, según el testimonio de su hermana Silvia.

Debido a los comportamientos violentos, machistas y agresivos de Juan Antonio Vera, María trató de apartarse de él, pero las cosas comenzaron a tomar un rumbo amenazante, y el ex diputado la agredió psicológicamente en múltiples ocasiones, insultándola y ninguneándola, hasta que finalmente ocurrió la brutal agresión física con ácido para la cual contrató a otras personas a las que, según investigaciones, pagó 30 mil pesos.

Vera Carrizal se entregó a las autoridades el 6 de marzo del 2020 en respuesta a la presión mediática y al día de hoy enfrenta a la justicia de Oaxaca por señalamientos de intento de feminicidio agravado.

Fue vinculado a proceso el 10 de abril de 2020, y desde entonces permanece detenido en el penal de Tanivet, en Tlacolula de Matamamoros, Oaxaca, donde recién murió Ponciano.

En julio de ese año le fue negada la libertad bajo fianza por estar acusado de un delito grave.

Además del ex funcionario fueron detenidos otros tres hombres, -entre ellos el hoy occiso, Ponciano, y el hijo de éste- investigados por su probable colaboración en el delito de tentativa de homicidio. Algunos de ellos incluso señalaron al ex diputado de haberlos contratado para perpetrar el ataque.

En el caso de Ponciano, fue detenido el 23 de diciembre de 2019 en la carretera que conduce a Huayapan, en el Valle Central de Oaxaca.

María Elena ha tenido que someterse a múltiples tratamientos e intervenciones quirúrgicas para mitigar las cicatrices que el ácido dejó en su cuerpo, pero ante la pandemia de COVID-19 no ha podido recibir la atención hospitalaria que necesita.

Yucatán Independiente