DestacadasShow

Tom Cruise enfurece con su personal por no respetar protocolos sanitarios

4P2X4MB7CTSYCWN2PDOQ25Q6F4

El actor vio que dos miembros del equipo no respetaban la distancia de seguridad mientras revisaban unas imágenes frente al ordenador

Ciudad de México, México, 17 de diciembre del 2020.- El actor y productor, Tom Cruise se enfureció durante el rodaje de Misión imposible 7 cuando vio que dos miembros del equipo no respetaban la distancia de seguridad mientras revisaban unas imágenes frente al ordenador.

“Si los veo hacerlo de nuevo están jodidos y despedidos”, gritó el actor al resto del equipo en un audio publicado el miércoles por el diario The Sun, que se propagó con velocidad entre la prensa especializada de Hollywood.

De acuerdo con esta publicación, Cruise se molestó al comprobar que algunos trabajadores estaban relajándose ante las medidas impuestas para continuar con el rodaje -paralizado en marzo-, y su enfado estalló cuando observó que dos personas estaban a menos de un metro de distancia.

“No quiero volver a verlo nunca. ¡Nunca!”, gritó Cruise en el estudio, ubicado en Londres.

Lo he dicho y ahora lo quiero, y si no lo hacen, están fuera. ¡No vamos a cerrar esta maldita película! ¿Se entiende? Si lo vuelvo a ver, están jodidos y despedidos”, aseguró.

Durante la bronca, Cruise señalaba a ciertos miembros del reparto y afirmaba que la actitud de uno les iba “a costar el trabajo”.

¿Estoy siendo claro? ¿Se entiende lo que quiero? ¿Entienden la responsabilidad que tienen? -completa en el video-Eso es. Eso es. Confío en que ustedes lo harán”.

Cincuenta miembros del personal de los estudios Warner Bros en Leavesden, en el sureste de Inglaterra, quedaron atónitos por el estallido de ira del actor.

Cruise, de 58 años, estaba muy molesto porque todos sus esfuerzos por seguir filmando durante la pandemia podían estar en riesgo.

El diario Deadline explicó que Cruise, además de protagonista, trabaja como productor en el rodaje del filme y ha sido el responsable de diseñar los protocolos de seguridad para volver a rodar después del parón que vivieron durante toda la primavera y que obligó aplazar el estreno.

Somos el estándar de oro. Están allá en Hollywood haciendo películas ahora mismo gracias a nosotros. Porque creen en nosotros y en lo que estamos haciendo. Hablo por teléfono con todos los malditos estudios por la noche, las compañías de seguros, los productores y nos siguen para hacer sus películas. Estamos creando miles de puestos de trabajo, hijos de puta”, explicó.

Al final agregó su preocupación por el estado de la industria audiovisual: “Pueden contárselo a la gente que está perdiendo sus malditos hogares porque nuestra industria está cerrada. No van a poner comida en su mesa ni pagar su educación universitaria. Con eso duermo todas las noches: ¡el futuro de esta puta industria!”.

La última entrega de la franquicia, Misión Imposible 7, ya se ha visto afectada por una serie de retrasos relacionados a raíz de la pandemia mientras el elenco y el equipo estaban en Europa. En octubre, el protagonista de Top Gun sostuvo conversaciones con el director de la película, Christopher McQuarrie, de 52 años, días después de que fuera notificado de que 12 personas en el set en Italia habían dado positivo. Se ordenó a 150 extras que no se presentaran a la filmación en Venecia mientras los jefes de salud rastreaban los contactos de los que habían dado positivo.

La producción reanudó en Reino Unido hace dos semanas, y Cruise ha tratado personalmente de asegurarse de que no haya más retrasos. Se lo ha fotografiado con una máscara en el set y está constantemente atento a los infractores.

Incluso pagó de su bolsillo USD 500.000 por un crucero para que el elenco y el equipo estén protegidos durante los días de filmación en Noruega.

Una fuente a The Sun dijo: “Tom se ha encargado de sí mismo, junto con el departamento de salud y seguridad, de tratar de imponer las precauciones de seguridad, con miras a mantener la película en funcionamiento”.

“Hace rondas diarias para asegurarse de que todo esté configurado correctamente, que la gente se comporte y trabaje de la manera más segura posible. Es muy proactivo cuando se trata de seguridad”, declaró el informante al citado medio.

“Todos llevaban máscaras. Era simplemente que estas personas estaban a menos de un metro de distancia entre sí. No se sabe si vio a esos trabajadores romper las reglas antes o si esta fue la gota que colmó el vaso”, confirmó una fuente cercana a la producción.

Yucatán Independiente